Fantasmas en el Ayuntamiento de Sevilla

La Plaza Nueva es uno de los centros neurálgicos de Sevilla, y las obras que allí se desarrollaron para la construcción del nuevo tranvía han descubierto que, en la puerta misma del Ayuntamiento, descansan desde hace siglos las tumbas de decenas de personas que fueron enterradas en el antiguo Convento de San Francisco.

En una ciudad como Sevilla, de larga historia, no es el primer caso en el que se han hallado enterramientos en lugares hasta ahora insospechados y, de hecho, bajo la actual Diputación hispalense se encuentra un cementerio judío cuya historia ha dado lugar incluso a la leyenda urbana de que algún fantasma que otro deambula por los aparcamientos de la institución provincial.

Siempre se dice que donde hay o han habido tumbas ha habido dolor y quién sabe qué más…aunque si bien es verdad que hay más “fantasmas” de clase vivales que de los muertos, la verdad es que difícilmente dejarán llevar una minuciosa investigación parapsicológica si es que se da el caso de poltergeist, etc… como en otros edificios oficiales como la diputación, parlamento andaluz…en fin habrá que ser pacientes a ver que nuevas noticias hay.

El misterio se encuentra en cualquier lugar y en cualquier momento. No tiene hora ni reloj y además, suele llegar por sorpresa. La historia del lugar en el que hoy se asienta el Ayuntamiento, fue el viejo Convento de San Francisco, en la llamada ‘Huerta de San Francisco. El convento franciscano fue parte de las desamortizaciones y se derribó en el siglo XIX, como lugar sagrado en el que se enterraban en su interior a los hermanos fallecidos. En 2014 un policía local en tareas de custodia remitió un mensaje a José Manuel García Bautista para avisar que dentro del edificio se escuchaban ruidos extraños, y que incluso, pudo apreciar la silueta de una sombra.

El policía vio a un monje subiendo unas escaleras del edificio mientras se escuchaban porrazos en uno de los arcones. Seguidamente, el testigo empezó a escuchar una voz que decía lacónicamente “oraciones”. Quizás ese monje espectral tenga mucho que ver con el pasado del edificio en Plaza Nueva. Tras una investigación realizada por José Manuel en la que se adentró una noche en el lugar. Pudo ser testigo de presencial al monje. Tras grabar psicofonías, se escucharon voces que decías: “irse ya”, “no somos de aquí” y “Pater”. A la pregunta, “¿Quieres que nos vayamos de aquí?”, surgió una afirmación que dijo “Sí, iros, marchaos”. El investigador José Manuel no era bienvenido en el lugar y se marchó. Quizás lo que ocurre en el Ayuntamiento de Sevilla esté relacionado con su pasado.

JOSE MANUEL GARCIA BAUTISTA EN EL PROGRAMA LA NOCHE MÁS HERMOSA


 
 

Fuentes: Articulo de José Manuel Garcia Bautista.- https://nayade415.wordpress.comhttp://www.canalsur.eshttps://www.diariodesevilla.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *