Bustos Tavera y la Estrella de Sevilla

La Estrella de Sevilla es una obra de teatro escrita en 1623, cuya autoría se atribuye al dramaturgo español Andrés de Claramonte o al gran autor Lope de Vega, pero dicen que esta basada en una leyenda popular.

En los años finales del siglo XIII sucedió en Sevilla un triste trance trágico. El antiguo Alcázar árabe, sede de la monarquía del reino moro de Sevilla y transformado a la reconquista de la ciudad en 1248 en Palacio Real, era utilizado por los reyes castellano-leoneses en sus visitas a la ciudad. Muchos reyes gustaban de pasar temporadas entre sus hermosas paredes. Sancho IV (1257-1295) moraba en el Alcázar cuando un regidor de la misma, Bustos Tavera, hombre honrado y leal, pensaba casar a su única hermana, la joven Estrella Tavera y la mujer más bella de Sevilla, con un apuesto y valiente caballero, el hidalgo Sancho Ortiz de las Roelas.


Cuenta la leyenda que, una noche que el regidor no estaba en su casa, el rey ayudado por sus fieles y mediante artimañas, consigue acceder a los aposentos de la dama, lo que provoca un enfrentamiento con Bustos.

Sancho IV ofendido quiso mandar condenarlo, pero los consejeros reales le dijeron que mejor era matarlo, ya que tan buen hombre y regidor muchas virtudes disponía en Sevilla y que el pueblo no lo entendería. El rey, encolerizado, ordena su asesinato y le hace el encargo al propio Sancho Ortiz, que acepta leal, desconocedor, sin embargo, de la identidad del sujeto. Para ello le entrego un papel con el nombre de la victima y cuando conoce que debe matar a quien ha de convertirse en su cuñado, se debate entre el amor y la fidelidad a su rey.

Opta por la segunda, mata a Bustos e ingresa en prisión por ello. El asesino, arrepentido por el daño hecho al hermano de su querida Estrella, quiere confesar pero no puede denunciar al rey, su honor y lealtad se lo impide, sin embargo es liberado cuando el rey declara que únicamente cumplía sus órdenes.

Los amores con la doncella han quedado definitivamente finiquitados y Estrella se mete a monja.

A continuación un fragmento de la obra teatral “La Estrella de Sevilla”, atribuida sin mucha seguridad al gran autor Lope de Vega (1562-1635):

“Caballero: Gran Señor, ¿por qué no acabas/ con la muerte mis desdichas,/ con tu rigor mis desgracias?/ Yo maté a Bustos Tavera; / mátame, muera quien mata./ Ten, Señor, misericordia,/ haciendo justicia.

Rey: Aguarda./ ¿Quién te mandó darle muerte?

Caballero: Un papel.

Rey: ¿De quién?

Caballero: Si hablara/ el papel, él lo dijera,/ que es cosa evidente y clara;/ mas los papeles rotos/ dan confusas las palabras./ Sólo sé que di la muerte,/ al amigo que más amaba,/ por haberlo prometido./ Pero aquí a tus pies aguarda/ Estrella mi muerte heroica,/ y aun no es bastante venganza.”

“Rey: ¿Qué haré?,/ que me apura y me acobarda/ esta gente.

Consejero real: Hablad.

Rey: Sevilla,/ matadme a mí, que fui causa/ de esta muerte. Yo mandé/ matarle y esto basta/ para su descargo.

Caballero: Sólo/ ese descargo aguardaba/ mi honor, que el Rey me mandó/ matarle; que yo, una hazaña/ tan fiera, no cometiera/ si el Rey no me lo mandara.

Rey: Digo que es verdad.

Alcalde: Así/ Sevilla se desagravia,/ que, pues mandasteis matarle,/ sin duda os daría causa.

Rey: Admirado me ha dejado/ la nobleza sevillana.”

Fuentes: https://es.wikipedia.org / http://es.paperblog.com/

*****

Si vas a copiar, difundir este articulo o ponerlo en otro sitio te lo agradecemos de corazón, solo te pedimos que nos cites como fuente, como hacemos nosotros.

Gracias

SMYL©2017

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *