Iglesia de Santa Catalina de Alejandria

La iglesia de Santa Catalina situada en la calle Almirante Apodaca (Plaza Ponce de León) de la ciudad de Sevilla (AndalucíaEspaña) es un templo de estilo góticomudéjar construido en el siglo XIV.

En 1912 fue declarada Monumento Nacional, y es sede canónica de las hermandades de la Exaltación, de la Virgen del Carmen y del Rosario, y de Santa Lucía…

 

Este templo fue construido sobre las ruinas de una mezquita anterior, conservando parte del mihrab y alminar en su torre. Si bien es de estilo gótico-mudéjar, ha sido sometida a varias renovaciones arquitectónicas y reformas a lo largo de los años.

Sus elementos arquitectónicos más primitivos corresponden, por tanto, al estilo habitual en la construcción de los templos parroquiales sevillanos de aquel siglo; y a esa época pertenecen el cuerpo de la iglesia, la nave y el presbiterio; la cubierta de los mismos, los pilares que sustentan el pequeño ábside de la Capilla Bautismal, la Capilla de la Hermandad de la Exaltación y la torre.

Contaba con tres puertas y una torre, que debió levantarse a la vez que el templo aprovechando como base los restos del alminar islámico.

 

Como la mayoría de las iglesias parroquiales sevillanas, el templo actual es el resultado de una serie de intervenciones realizadas a lo largo de distintos siglos, ya que ha sido sometida a varias renovaciones arquitectónicas y reformas a lo largo del tiempo.

Así, en el siglo XVI el edificio sufre determinadas modificaciones, como la correspondiente a la Capilla Funeraria situada a la altura de la cabecera del templo, la cual ya existía en 1573 según prueba una lápida sepulcral situada a la entrada de la misma; y durante el siglo XVII, cuando se construye el retablo mayor y la Capilla del Rosario. Sin embargo la transformación más importante para la parroquia fue la del siglo XVIII, cuando se le añade la Capilla Sacramental, una obra excepcional dirigida en su totalidad por el arquitecto Leonardo de Figueroa, siendo la misma una de las joyas más importantes de la arquitectura barroca sevillana.

 

Detalle

 

Las obras de restauración integral (1923-1930) dirigidas por el arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia, culminaron con la instalación a los pies del templo de una portada gótica procedente de la clausurada iglesia de Santa Lucía (siglo XIV). Desde entonces, el portal gótico de la desaparecida iglesia oculta su puerta original de estilo mudéjar, convirtiéndose así en la portada principal de Santa Catalina. También se realizaron obras en los alrededores, dejando al descubierto todo el lateral sur, que antes estaba cubierto por varias casas.

 

Iglesia

El templo se compone de tres naves separadas por arcos apuntados sobre pilares rectangulares, siendo la central más ancha y alta que las laterales. Sus cubiertas son de madera, en forma de armadura de par y nudillos la central, y en colgadizo las laterales. La cabecera está formada por una capilla poligonal con bóvedas nervadas más un tramo rectangular inicial.

Exteriormente la torre presenta una interesante decoración, compuesta por paños de sebka y arcos ciegos polilobulados inscritos en alfiz, ornamentación muy mermada durante la restauración efectuada en 1881. Relacionada con esta decoración de arcos polilubulados de la torre se encuentra la ornamentación del “redondillo”, estancia irregular en forma de ábside semicircular situada a los pies de la nave del Evangelio.

Detalle del muro exterior de la iglesia, de ascendencia mudéjar

En el interior nos encontramos con el techo artesonado de estilo mudéjar, el Retablo Mayor de 1624-1629 de Diego López Bueno (presidido por una talla de Santa Catalina realizada en el siglo XVIII), el Santísimo Cristo de la Exaltación de Pedro Roldán de 1687, la Capilla Sacramental de Leonardo de Figueroa de 1721, y el Retablo barroco con un cuadro de San Pedro, obra de Pedro de Campaña de 1560.

Bien de interés cultural, la iglesia de Santa Catalina fue declarada Monumento Nacional en 1912.

 

Hermandades

Desde principios del siglo XVII esta iglesia es la sede canónica de la Hermandad de La Exaltación, y en su interior se da culto a sus imágenes titulares: el Santísimo Cristo de la Exaltación y Nuestra Señora de las Lágrimas.

Esta Hermandad realiza su estación de penitencia en la tarde-noche del Jueves Santo de la Semana Santa sevillana.

Retablo cerámico del Cristo de la Exaltación.

La cabecera se cubre con bóveda de crucería con nervaduras de ladrillo. La portada gótica, a los pies de la nave principal, es también del siglo XIV pero procede de la iglesia de Santa Lucía; entre ella y la iglesia se encuentra el pórtico con arcos de herradura apuntalado en el muro lateral izquierdo y en el acceso a la nave mayor, enmarcado por un alfiz.

 

Leyenda niño Jesús de la virgen del rosario

La imagen acoge al Niño Jesús en su brazo derecho, lado inhabitual; una antigua leyenda refería que al principio lo tuvo en la otra mano, pero se cambió milagrosamente de sitio para avisar de cierto derrumbamiento que se produjo en el techo de su iglesia.

Ntra Sra del Rosario de Santa Catalina
Este Niño posee un pequeño silloncito de caoba, sobre el cual es instalado aparte durante el día del besamanos.
Mapa de situación
Ver mapa más grande

Fuente: http://sevillapedia.wikanda.es – http://es.wikipedia.org – http://www.iglesiasantacatalina.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *