VIRGEN DE LOS REYES

La Virgen de los Reyes es la patrona de Sevilla y cada 15 de agosto es sacada en procesión con motivo de la festividad de la Ascensión de la Virgen.

Historia

En su origen se entremezclan la historia y la leyenda, existiendo la creencia de que fue creada por los ángeles del cielo. También se cuenta que fue donada al rey San Fernando por el monarca francés San Luis IX de Francia (primo hermano del rey de Castilla); referente al rey que reconquistó a la ciudad también se cuenta que la vio en sus sueños, mandó hacer una talla de su visión y que la acompañó en la reconquista.

Otra versión es que encontraron la bellísima imagen y por esa razón, la acompañó en la reconquista. Su llegada a la Catedral parece ser que fue por mediación de Alfonso X el Sabio.

El 4 de diciembre de 1904 es Coronada canónicamente, siendo la primera imagen que tiene ese honor en Andalucía.

En el año 1939 se le conceden honores de Capitán General.

El 15 de agosto de 1946 es proclamada patrona de la ciudad de Sevilla y de su Archidiócesis por el Papa Pío XII.

En 1958 le es impuesta la Medalla de Oro de la ciudad de Sevilla, aunque el Ayuntamiento se la había otorgado cinco años antes.

Imagen

Nuestra Señora de los Reyes es de estilo gótico, realizada en madera de alerce. Está articulada en brazos y piernas. Tiene una altura de 1,76 m. Las únicas piezas talladas son la cabeza, manos y pies. En sus rodillas sostiene una imagen del Niño Jesús (de realización muy posterior) de 60 cm. La Virgen porta bastón de mando, medalla de la ciudad de Sevilla y fajín de capitán general.

Para sus salidas en procesión emplea un paso de litera o tumbilla (palio sostenido sólo por cuatro varales), que fue diseñado por el entonces arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia en el año 1924, bordado en los talleres de José Olmo y Hurtado y estrenado en la Magna procesión del 15 de agosto de ese mismo año en conmemoración del descubrimiento del monumento al rey San Fernando de la plaza Nueva.

En su ajuar destacan, entre otras cosas, cinco mantos:

El manto verde, bordado en oro y de estilo renacentista, donado por la reina Isabel II (muy devota) y que está considerado como una de las joyas de su ajuar.

El manto blanco, que es más conocido como “el de los castillos y leones”, también fue donación de la reina Isabel II en el año 1853.

El rojo, de terciopelo granate, donado por la infanta María Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier, en 1851.

El que estrenó el día de la Coronación canónica (4 de diciembre de 1904), que es de tisú celeste bordado en plata (restaurado recientemente por herederos de Esperanza Elena Caro), realizado en los talleres de Olmo y donado por por la condesa de Casa-Galindo para estrenarlo en el triduo preparatorio de la Coronación (días 1, 2 y 3 de diciembre de 1904).

El que estrenó en la procesión del Congreso Mariano del año 1929, que es de tisú color salmón, bordado en seda y oro por las Hermanas de la Cruz (que son sus camareras y encargadas de alternar sus mantos) con tela regalada por la duquesa viuda de Osuna.

Además tiene una valiosa colección de joyas, que se ha ido creando con donaciones y regalos a lo largo de los siglos.

Sede

Artículo principal: Catedral de Sevilla

Su primera ubicación fue una capilla habilitada en la antigua Mezquita-Catedral, durante el reinado de San Fernando (la Catedral gótica aún no existía). Una vez levantado el sagrado lugar, la antigua capilla es demolida y su nueva ubicación es en la capilla Real, desde el año 1579, año en que es realizada la capilla.

La imagen está situada sobre un altar de plata, no muy lejos está la urna con los restos incorruptos del también patrón de Sevilla, el rey San Fernando y otros miembros reales contemporáneos al rey santo.

Salidas procesionales

Festividad de la Virgen de los Reyes

La festividad de la Virgen de los Reyes se celebra en Sevilla el 15 de agosto, aunque eclesiásticamente la fiesta es el día siete. Se celebra sacando en procesión la imagen, en un recorrido que rodea la Catedral.

Los días que anteceden a tal acontecimiento (6 a 14 de agosto) se celebra la novena de preparación a la fiesta. Previa a la salida en procesión se oficia la oración litúrgica de laudes, que es presidida por el arzobispo.

La imagen se expone en besamanos los días 4, 5, 20 y 21 de agosto.

Cortejo

Lo forman autoridades religiosas, municipales, civiles y militares que acompañan a la imagen durante su recorrido, a lo largo del mismo se realizan cuatro estaciones (paradas) en las que se ofician actos religiosos.

El orden de prelación es el siguiente:

Cruz alzada precedida por la banda municipal (con los niños carráncanos, que abren la procesión).

Asociación de fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando.

Miembros del Consejo General de Cofradías.

Archicofradía Sacramental del Sagrario (la más cercana a la Virgen).

Capilla musical.

Clero y excelentísimo Cabildo catedral.

Paso de Nuestra Señora de los Reyes.

Preste y ministros sagrados.

Corporación municipal (ataviados con traje de chaqué).

Delegado de Gobierno (ataviado con traje de chaqué).

Compañía militar de honores (compuesta por escuadra, gastadores y banda de música).

Los miembros de las representaciones forman en el interior de la Catedral mientras las autoridades forman en el patio de los Naranjos.

Finalizada la procesión, el paso de la Virgen de los Reyes es colocado ante el altar del Jubileo, en el que se celebra un solemne pontificial que preside el cardenal. Después de este acto es trasladado a la capilla Real.

Itinerario

La procesión se inicia a las 8:00 de la mañana, recibiendo los primeros rayos del sol, saliendo por la puerta de Palos a la plaza de la Virgen de los Reyes, sigue su camino por las calles Placentines, Alemanes, avenida de la Constitución, Fray Ceferino González, plaza del Triunfo y plaza de la Virgen de los Reyes nuevamente. Al girar en cada esquina de la Catedral doblan las campañas de la Giralda. Vuelve a entrar por la puerta de Palos al tiempo que repican las campanas otra vez.

Antiguamente, hasta el año 1958 el trayecto era desde la puerta de Palos a la de San Miguel hasta que el cardenal Bueno Monreal estableció el nuevo recorrido por la sencilla razón de que muchos espectadores no podían contemplar a la patrona de Sevilla de cerca.

Otras efemérides

En el año 2006, debido a obras que se realizaban alrededor de la Catedral, hizo su recorrido por las calles del barrio de Santa Cruz, que fue engalanado para dicho evento, el itinerario incluyó las calles Mateos Gago, Rodrigo Caro, plaza de la Alianza y Joaquín Romero Murube. En esta fecha fue vestida con el manto verde donado por la reina Isabel II. En esta ocasión el recorrido no incluyó los giros completos que realiza a lo largo del trayecto. El adorno floral estaba compuesto de alhelíes, sustituyendo los habituales nardos.

En 2011, al término de la procesión y debido a las obras de restauración que por entonces se llevan a cabo en la capilla Real de la Catedral, la imagen de la patrona se traslada a la vecina parroquia del Sagrario, templo que se convierte en su casa provisional durante un tiempo.

Miscelánea

Durante la salida en procesión, los fieles que están presentes, nada más ver aparecer el paso, es típico que realicen tres peticiones a la Señora, así como dar su agradecimiento por los favores recibidos y suplicar protección y amparo.

Centenario de la Coronación

En el año 2004 realizó una procesión extraordinaria para celebrar el Centenario de la Coronación. En este día fue ataviada con el manto de tisú celeste con bordados en plata (restaurado recientemente) que fue donado por la condesa de Casa-Galindo para estrenarlo en el triduo preparatorio de la Coronación (primeros días de diciembre de 1904).

Fuente: https://sevillapedia.wikanda.es