Virgen de las Batallas ( o del Arzon )

Las distintas empresas militares de Fernando III fueron envueltas posteriormente por multitud de leyendas de apariciones de Santos y las más distintas advocaciones marianas que intercedieron en las conquistas. En la toma de Sevilla se refleja esto claramente, son muchas las leyendas que narran las apariciones de San Clemente, en cuya festividad quedó conquistada la ciudad, y de la Virgen María, tanto en la advocación delos Reyes, como de la Antigua, etc…

La cripta de la Catedral de Sevilla hace función de Panteón Real, y en ella reposan los restos de distintos miembros de la familia real española, como los de Pedro I de Castilla y de su esposa María de Padilla.


En esta cripta y sobre un pequeño altar figura una magnifica escultura de marfil de La Virgen con el Niño. La tradición señala que Fernando III el Santo la llevo siempre sujeta al arzón de la silla en todos sus enfrentamientos contra los musulmanes. Esta pequeña imagen que no llega a los cuarenta centímetros , del siglo XIII, de marfil era la “socia belli ” , “compañera de batallas  del Rey Santo en sus múltiples y exitosas campañas contra los infieles ( la tradición señala que Fernando III el Santo la llevo siempre sujeta al arzón de la silla en todos sus enfrentamientos ). Por éso se la conoce también como Virgen del Arzón. Cuando descansaba la tenía a la cabecera de su cama y pasaba largas horas arrodillado a sus pies en los momentos más difíciles.

Las historias y tradiciones dicen de esta escultura que Fernando III la colocó en el Alcázar de Sevilla y que allí permaneció hasta su muerte, cuando fue colocada sobre el pecho del monarca, cumpliendo su voluntad. Su heredero, Alfonso X “El Sabio” heredó la devoción por ella, la donó a la Capilla Real en cuya cripta se conserva.

La polémica surge a la hora de fechar esta obra. En un principio siempre se la consideró una virgen fernandina del siglo XIII, aunque actualmente se tiende a fecharla ya en el siglo XIV, por lo que todas las historias anteriormente contadas, serían unas de las tantas leyendas y mitos presentes en la tradición y cultura de Sevilla.

Es una pequeña talla en marfil, lo que marca la curvatura de su cuerpo. Este tipo de imágenes y las características que presenta son propias de la escuela escultórica del gótico francés, próxima al círculo de Reims. Este tipo de esculturillas tuvieron una amplia difusión siendo muy divulgadas. Este posible origen frances propició una nueva hipótesis con un carácter muy legendario y quizás poco probable que también aparece en la historia de la Virgen de los Reyes, hay quienes afirman que pudo ser un regalo de San Luis, el rey de Francia, que era primo de San Fernando.

inictuoculi

Iconograficamente estamos ante una Virgen sedente con el Niño, donde vemos claramente ese avance del gótico respecto al románico en la tendencia hacia un mayor naturalismo, como muestra la actitud de ambas figuras en completa compenetración. La Virgen deja de ser el trono del Niño e interactua con él. Su rostro tiene muchas semejanzas con laVirgen de los Reyes y presenta esa sonrisa tan llamativa en las Vírgenes góticas.

Fuentes: http://www.hispalis.nethttp://www.galeon.comhttp://leyendasytradiciones.blogspot.comhttp://fotowho.net/inictuoculi

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *