La vuelta al mundo

En una de las orillas del río, lo que hoy es la Plaza de Cuba, existe una lápida con la indicación “Muelle de las Mulas”, célebre puerto desde donde se realizaban gran parte de los embarques para las Indias.

Desde allí zarparon el 10 de Agosto de 1519 cinco barcos, Trinidad, San Antonio, Concepción, Victoria y la Santiago, para intentar llegar a la Especería por el sur de América eludiendo así las posesiones portuguesas. Descubrieron el archipiélago de Las Filipinas y dieron la vuelta al mundo. Sería la primera vez que se ejecutara tal proeza. Tras veinticinco años de viajes al nuevo mundo se fueron adquiriendo nuevos conocimientos del planeta, y este viaje dejaría demostrado que el planeta era redondo.


La expedición estaba formada por cinco naves, a saber, al mando de Magallanes, la nave capitana, la Trinidad; las otras cuatro: San Antonio, Victoria, Santiago y la Concepción, donde iba Elcano. El segundo de abordo era el español Juan de Cartagena. Él y Magallanes mandaban sobre 265 hombres. La intención era encontrar un paso marítimo hacia los territorios de las Indias Orientales y buscar el camino que, recorriendo siempre mares castellanos (según el Tratado de Tordesillas), llegase a las islas de las Especias (Molucas), lo que era la llamada ruta hacia el oeste, que ya había buscado Cristóbal Colón sin exito.

Tras visitar a la Virgen de la Antigua, patrona de los marineros emprendieron el viaje. Partió de Sevilla. Hizo escala en Sanlúcar de Barrameda , de donde zarpa de el 20 de septiembre de 1519. También hizo escala en Tenerife, pasaron frente a las islas de Cabo Verde y a las costas de Sierra Leona. En América, dónde tocó primero fue en la Bahía de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre. Después tocó en el estuario del Plata, en marzo de 1520 y a continuación llegaron a la bahía de San Julián, que exploraron en busca de un posible paso.

Viendo que allí no existía comunicación con el Mar del Sur, fue costeando el litoral de la Patagonia, refugiándose para pasar el invierno de 1520 en el Puerto de San Julián.
Cada vez se sumaban mas inconvenientes a la navegación, se desconocían esos mares y entraban en periodos de falta de vientos. En una ocasión sufrieron una calma chicha de cuatro meses, provocando la escasez de alimentos y la aparición del escorbuto, reduciéndose la tripulación a la mitad. Hasta que llegaron a duras penas al archipiélago de las Filipinas. Magallanes desembarcó con un grupo de hombres debilitados en busca de alimentos y agua, pero sin fuerzas fueron aniquilados por los habitantes de la isla.

Toma el mando Duarte de Mendoza. Reanuda la navegación y pierde otro barco en los arrecifes, y llegados a Cebú se repite la historia del desembarco anterior. Duartes de Mendoza y sus compañeros fueron muertos por los indígenas. Pasa al mando Juan Sebastián El Cano y reduce lo que quedaba de la flota a un solo barco, el “Victoria”, con el que llegaron a Molucas, dando veracidad a la redondez de la Tierra al llega al lugar del globo mas extremo donde habían llegado las expediciones portuguesas por la otra ruta, la oriental. Cargaron barriles de clavo, canela y ámbar. y tras bordear el Cabo de Buena Esperanza, dos meses después de salir de Timor llegaron a Cabo Verde. Allí temerosos de los portugueses por el descubrimiento de la nueva ruta se apresuraron en llegar a España.

La nave Victoria con Juan Sebastián el Cano al mando, y solo 31 hombres de los 264 que partieron, llegó a Sevilla el 8 de Septiembre de 1522, tras 14.460 leguas, 79.530 kilómetros recorridos durante casi tres años. Tras desembarcar, Sebastián El Cano y su tripulación de espectros visitaron a la Virgen de la Antigua para agradecer el regreso, obsequiándoles así la gloria de ser los primeros en dar la vuelta al Mundo.
El Emperador Carlos I otorgó a Juan Sebastián El Cano un escudo nobiliario como privilegio, en el que constaba el globo terráqueo rodeado de la escritura “Primus circundedisti me”, “Fuiste el primero que me circundó”.

Fuente: http://es.wikipedia.orghttp://edlo.en.eresmas.com

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *