La Giralda

Giralda es el nombre que recibe el campanario de la Catedral de Santa María de la ciudad de Sevilla.

Segun la leyenda los almohades tuvieron que hacer una gran plataforma para poder levantar este monumento, que era en principio una mezquita. Hay muchos datos contradictorios. Se cree que la torre de la mezquita de Sevilla se terminó en 1198, en conmemoración de la batalla de Alarcos.

Otros creen que esa fue la fecha del comienzo de las obras, y otros creen que en la conmemoración de esta batalla solo se le pusieron cuatro bolas de acero gigantes, que poco después se caerían por un terremoto. 

Al llegar los almohades a Sevilla en 1147, se encontraron con la mezquita de Ad Abbás, que hoy ocupa su lugar la iglesia colegial del Salvador, que era la mezquita mayor de la ciudad, y que resultaba ya insuficiente para todos los musulmanes que había. Por este motivo el emperador, Abd-El-Mumen ordenó que se construyera una nueva mezquita mayor. A tal efectos se adquirieron terrenos inmediatos al Alcázar situados fuera de las murallas, los terrenos fueron cercado por una muralla que incluía lo que es hoy la catedral, pero también el edificio de correos y la plaza del Cabildo. Edificada pues la gran Mezquita era necesario ponerle junto a su lado una torre de una magnitud proporcionada a la del templo. Se tuvo en consideración que el jefe religioso era de avanzada edad y no podría subir a una torre con escalones por lo que se sustituyeron por una rampa amplia para que este pudiera subir y bajar a caballo. También subió a caballo a esta torre Fernando III el Santo tras la Reconquista.

Para cimentar la grandiosa edificación se emplearon sillares de piedra de infinidad de palacios y templos visigóticos en ruinas. En esta época es cuando se desmanteló Itálica, y el palacio romano de la calle Mármoles. Una leyenda musulmana explica que para cimentar la Giralda y la Gran Mezquita, se hizo una colosal plataforma de cimentación que se extendía desde el Arenal, hasta la puerta de la carne. El terreno donde se ubica hoy día el patio de los Naranjos era una alcaicería que fue expropiada.

El arquitecto que diseño la Mezquita Sevillana fue Gerber, a quién se atribuye la invención del álgebra, palabra que deriva de su nombre, (al-gerber).

Pero la Giralda, en este caso, corresponde a dos arquitectos alarifes. El primero es Aben Baso, quien diseño la torre y dirigió la cimentación. Dedicándose Aben Baso a construir la Mezquita de Algeciras, dejo a cargo de la Giralda a Abu Bequer Ben Zohar, quién modificó la traza original y mandó al sobrino de Aben Baso, Alí Al-Gomarí, que labrase los cuatro frentes de la torre en ladrillo.

La altura inicial de la torre fue de ochenta metros y dos metros, más el minarete, el cupulín y las cuatro manzanas de bronce. Fue la envidia de todo el mundo árabe.

Se cuenta que cuando se iba a rendir Sevilla a San Fernando, los arabes pusieron la condición de derribar la torre para no verla en manos de los cristianos, y Alfonso X el sabio dijo que por cada ladrillo que faltara el cortaria las mismas cabeza. Atemorizados respetaron a la torre.

En el 1393 un terremoto hizo caer las esferas doradas, derrumbando el último cuerpo de la torre. Después de ocurrir esto se colocó una espadaña de una sola campana montada al aire.

Pero en el siglo XVI, enriquecida por el oro que llegaba de América, se consideró que la torre tenía que tener un cuerpo superior más lujoso y el cabildo catedralicio se lo encargó al arquitecto cordobés Fernán Ruiz. Este remate consta de las siguientes partes: cuerpo de campanas, cuerpo de Azucenas, cuerpo de estrellas, cuerpo de carambolas y un cupulín que soporta una bola donde se aposenta la veleta llamada Giraldillo, que representa la victoria de la fe de cristo, que fue fundida por Bartolome Morell y colocada el día 15 de agosto de 1568. 

Muchas construcciones posteriores han copiado su forma y estructura en el mundo árabe, e incluso en el occidental, como la de Burgos, la de Arbós (Tarragona), la de Badajoz (Extremadura), la cual en vez de giraldillo tiene al dios mercurio en lo mas alto, quizas tenga relacion con la estatua del mismo que hay en el alcazar de sevilla.

En EE.UU., el antiguo Madison Square Garden de Nueva York se hallaba rematado por una réplica “americanizada” de la Giralda. Ese edificio, destruido por un incendio en los años 20, no sólo copiaba la Giralda, sino que incorporaba elementos diversos de la arquitectura sevillana y fue uno de los primeros rascacielos de aquella ciudad, pues su tamaño (134 m) superaba en 35 m al original. 

   

La combinación de renacimiento y arte almohade sigue ejerciendo su fascinación en los siglos XX y XXI. La Giralda sirvió, además, de modelo para la Torre de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. La ciudad de Kansas se halla hermanada con la de Sevilla y exhibe una réplica a menor escala. La correspondencia en Sevilla es la “estatua del indio” en la Avenida Kansas City. Además de las réplicas nombradas, existen copias más o menos modificadas de la torre en numerosos edificios repartidos por todo el mundo. 

Desde su construcción, es modelo estructural de gran parte de los campanarios en iglesias andaluzas, españolas y americanas, siendo “La Giraldilla” de Carmona uno de los más notables ejemplos.

Desde su construcción la Giralda ha sido utilizado para bastantes usos que se exponen a continuación:

  • Elemento de llamada religiosa. La utilización como elemento de aviso o llamada religiosa ha sido la primordial desde su construcción, primero para los musulmanes a través del almuédano que invitaba a la oración varias veces la día y después para los cristianos, con la utilización de las campanas.
  • Vivienda. Las cámaras del interior sirvieron en su momento como vivienda para el alcaide de la torre y los campaneros.
  • Granero. Según queda recogida en acta del Cabildo catedralicio de 29 de octubre de 1567, por la que se adjudica el grano almacenado dentro de la torre.
  • Rogativas. La giralda fue utilizada en 1626 como elemento de estación a lo más alto de la torre, para rogar el cese de las lluvias que duraban ya cuarenta días.
  • Veleta. A partir de 1356, cuando cayeron los elementos decorativos que entonces existían por efecto de un terremoto, se sustituyeron por un campanario rematado por una veleta.
  • Reloj. En 1400 se instaló un reloj en la torre; actualmente en desuso se conserva su maquinaria en el interior de la torre.
  • Atalaya. En diversos momentos fue utilizada como atalaya de vigía para la defensa de la ciudad.
  • Pararrayos. Los primeros pararrayos se colocaron a partir de 1884, en que una chispa eléctrica destrozó los antepechos de los balcones.
  • Luminaria. La giralda se utilizaba como elemento de iluminación de la ciudad para la celebración de determinados acontecimientos tanto de carácter religioso, elección de un papa, canonización de un santo o la entrada de un nuevo arzobispo en la ciudad; en otras ocasiones eran celebraciones de carácter civil, como matrimonio de un rey, o nacimiento de un príncipe; y también en algunos casos por haber conseguido alguna victoria militar. Para el alumbrado se utilizaban las jarras existentes en la terraza de la azucenas. Hernán Ruiz II en su añadido, dispuso la colación de 144 puntos de luces para ello.

  

Fuente: http://es.wikipedia.orghttp://www.andalunet.comhttp://www.sevillanisimo.es

 antoniocamel©2012

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

2 thoughts on “La Giralda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *