La Cruz del nazareno de la O

En torno a las cofradías y a la Semana Santa de Sevilla, hay muchas tradiciones y leyendas populares que bien podrían recogerse en una colección de tomos literarios.
Y una de estas leyendas cofradieras es la de la Cruz de carey del Nazareno de la O.
 

Se cuenta que en tiempos lejanos se presentaron en la puerta de la iglesia de la O varios hombres que portaban un gran bulto,  preguntando por algún miembro que perteneciera a la Hermandad, hablaron con el prioste de la misma y le entregaron aquel bulto sin querer manifestar el por qué de dicha entrega ni de dónde procedía.

Una vez llevado dentro y descubierto el envoltorio, apareció la Cruz, con gran regocijo de todos los hermanos por aquel extraordinario presente.

Por lo que luego se manifestó, parece ser que los que llevaron a la O tal abultado envoltorio, tenían aspecto de marineros, y por lo que posteriormente descubrieron, que se trataba del cumplimiento de la promesa de uno de ellos, quien, habiendo naufragado su barco en alta mar y estando a punto de ahogarse, le prometió al Nazareno aquella Cruz de carey si se salvaba, cosa que así ocurrió.

Hasta aquí la hermosa leyenda, que siempre tiene un fondo de verdad…
En el protocolo de la Hermandad existen sobradas noticias para conocer las circunstancias en que se realizó la Cruz. Y se cita en los asientos de acta del Cabildo de Oficiales de 1731 y en las cuentas de priostía del mismo año. Todas ellas referentes a la decisión de mandar hacer la cruz, y al carey que trajeron de las indias y lo dieron de limosnas.


Domingo Balvuena, que era maestro platero, fue el autor del diseño de la Cruz y de las cantoneras de plata y puntas del mismo material que conforman la cruz.
Fueron repujadas por Manuel José Domínguez, al que se le denomina platero de la hermandad.
Se indica asimismo que la plata para aquel trabajo se consiguió de otras piezas que donaron los cofrades, con un peso aproximado de once onzas.
Vemos pues cómo fue intención de aquella Junta de Gobierno la confección de la Cruz y como para ello se encargó el carey necesario, que se trajo de las indias,
El carey es una materia córnea que se saca en láminas delgadas calentando por debajo los caparazones o conchas de las tortugas llamadas carey. Su consistencia traslúcida y dura y su compacta textura la hacen susceptible de recibir un hermoso pulimento, utilizándose en la confección de cajas peines y diferentes objetos de adornos de gran valor, y fue este el precioso material que se eligió para aquella Cruz.
Hoy en día estas tortugas se encuentran protegidas y está totalmente prohibido el usarlas y capturarla para tales fines debido al peligro que corren de extinción de la especie por el abuso de su captura y el valor de su concha en el mercado negro.

La Cruz es una pieza única formada por una estructura mezcla de madera de cedro sobre la que va adherido el carey en chapas de un milímetro de espesor.
El brazo vertical mide 3,35 metros, y el horizontal 2,22 metros, con una sección regular de forma poligonal hexagonal y ochavada que puede apreciarse en la imagen anterior del plano de la Cruz.
Su material, se comenta, que no va con la maravillosa escultura del Nazareno de Pedro Roldán, y en ocasiones ha sido base de muchas críticas, a la hora de concebir a la imagen del “Jorobaito de Triana”, -que así como se le llama cariñosamente en el barrio de Triana al Cristo de la O – porque su riqueza distrae del autentico valor artístico de la imagen del Nazareno. Son diferentes opiniones que no vienen al caso.


Pero si observamos las siguientes imágenes:

Curiosa fotografía antigua que nos traslada a finales del S. XIX (1888, 1899 ó 1890) en que la Hermandad de la O procesionó con Cirineo en el paso del Señor, una imagen adquirida a la Hermandad de la Esperanza de Triana, donde podemos contemplar sosteniendo la Cruz de Carey del Nazareno.
El detalle de los Guardias Civiles de escolta con el fusil a la funerala, es decir con el cañón hacia abajo en señal de respeto. Con la Cruz de Carey
El antiguo paso del Nazareno de La O, que si bien no fue con el que  cruzaron  en la  primera ocasión,  el puente de barcas;  si atravesó el meritado puente de barcas tres veces, en la tarde de los Viernes Santo de 1846, 1847 y 1848. Con la Cruz de Carey

La O en el año 1975, año que con motivos de las obras que se estaban realizando en el puente de Isabel II, más comúnmente conocido como el Puente de Triana, las cofradías de la O pasaba entonces por la corta de Chapina hacia Plaza de Armas, donde se encontraba y aún se encuentra la legendaria Estación de Córdoba. Con la Cruz de Carey

Paso procesional de la Hermandad de la O que fue vendido en 1976 a la Hermandad del Santo Entierro de Carmona (Sevilla) Con la Cruz de Carey

  
Antigua postal del Nazareno de la O con la Cruz de Carey

Una vez que hemos visto todas las imágenes, el hecho persiste…ahí está la Cruz de Carey, y ahí está el imponderable Nazareno de la O. ¡Durante Siglos!, han marchado juntos.


Fuente: http://manuelsanchezdelosreyes.blogspot.com.es

antoniocamel©2012

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *