Josefina de Comerford Mac-Crohon – Vida oculta en Sevilla

Vamos a contar la relacion que Josefina de Comerford Mac-Crohon tuvo con Sevilla.

Preliminares

He estudiado la vida de varios personajes históricos y sus periodos de “ocultación” o mejor dicho, periodos en blanco con poca o nula información sobre su vida. De entre todos ellos, el que más me ha fascinado: Josefina de Comerford MacCrohon o Mac-Crohon, condesa de Sales.

Ante todo señalar que Josefina de Comerford vivió la segunda mitad de su vida en Sevilla y poca información tenemos de ella a lo largo de estos sus últimos 38 años.

Empezaré haciendo un bosquejo de quien fue, porque la defino como “personaje histórico” justificando porque forma parte de “Mitos y Leyendas”

Nació Josefina en Ceuta el 26 de diciembre de 1794. Fue su padrino su tío Eugenio Maccrohon.

Todos los ancestros de Josefina, fueron Irlandeses llegados a España con las guerras jacobitas en Inglaterra y enrolados en los ejércitos españoles. Su abuela, la Marquesa de Sales, era de la familia de San Francisco de Sales, hecho del que Josefina siempre se sintió muy orgullosa.

Sus padres fallecieron dejando a su única hija huérfana, a muy temprana edad, por haber fallecido su padre de servicio en el Regimiento de Irlanda, se le reconoció el derecho a una pensión de orfandad.

Ya huérfana de padre y madre, paso a la tutela de su tío el Conde de Brias, viudo y sin hijos, con el que supuestamente estuvo viajando por Europa y del que al parecer, heredo sus posesiones en el Continente. Josefina era por tanto “dueña de un pingüe patrimonio” en Brabante y en Dublín.

Josefina de Comerford Mac-Crohon - Vida oculta en Sevilla

Fallecido ya su tío, volvió a España, estando en Barcelona en 1822 y pasando a Cervera, donde encabezará la Junta contra el Régimen constitucionalista-Liberal[1]. Ella misma lo declara:

 

“… estuve al frente de la insurrección de Cervera …”.

 

Es por estas fechas de la insurrección donde, posiblemente, conoció a El Trapense[2].

Tras el incendio de Cervera por los liberales y el fracaso del levantamiento, Josefina escapa y es detenida en Lérida.

Estará prisionera del Régimen Liberal 10 meses y dos días. Junto con otros prisioneros, es trasladada a Zaragoza y posteriormente a Logroño donde los 100.000 hijos de San Luis la liberan pudiendo así integrarse en las fuerza Realistas que acompañaban a los franceses.

Es a partir de este momento donde su colaboración con El Trapense, se hace efectiva y cuando se hace palpable la financiación que Josefina hace a la causa Realista que, presumiblemente, la descapitalizo parcialmente. Así lo expresa ella misma

 

“…trate de formar y uniformar la compañía de voluntarios del Rey, primera que lo haya sido en España …”.

 

Es con estos voluntarios que El Trapense y Josefina persiguen a los liberales por la Rioja y Navarra hasta que Fernando VII rebaja la presión antiliberal, frenando los ímpetus realistas.

 

[1] Liberales partidarios de la Constitución de 1812, durante el Trienio Liberal
[1] Antonio Marañón, El Trapense. Monje guerrillero, realista exaltado

 

Josefina se traslada a Zaragoza donde sigue actuando “… hecha un tribuno del pueblo …”.

A primeros de 1825, es expulsada de Aragón, arrestada en Manresa y trasladada a Barcelona dándole la ciudad como prisión. A finales de 1825 consigue salvoconducto para trasladarse a Cervera donde será la cabecilla de las reuniones que se celebran en su casa y de la Junta que se constituye en Septiembre de 1827.

Tras el fracaso de la sublevación de los Agraviados-Malcontents (Oct. 1827), Josefina se oculta hasta que es detenida en noviembre en Tarragona. Todos los jefes de la sublevación, son ajusticiados en la misma Tarragona, con la excepción de Josefina que será trasladada a la Ciudadela de Barcelona donde se la interroga el dos de diciembre y se dicta sentencia el día 17:

“… es de toda suerte un agente de revolución, perjudicial y necesaria su deportación de este Principado, evitándole la augusta clemencia del Rey N. S. Q. D. G. por la suma benignidad de su magnánimo corazón el fin funesto que se había hecho acreedora y así poniendo si así lo creyere justo, que respeto al estado de tranquilidad en qe. se encuentra la Andalucía, y para lograr el desvanecimiento de las ideas de esta señora separándola de las relaciones qe. hayan podido contribuir a su conducta, sea embarcada para Málaga mandando a aquel gobernador qe. la remita á Sevilla, bajo segura y decorosa custodia y al Capitán Gral. de aquel Reino que en nombre de S. M. la coloque en un convento y haga celar su conducta, y correspondencia política para qe. reducida a lo que debe ser ni vuelva a alterar el orden ni a degradar su nacimiento y estado de soltera, manteniendo relaciones e influyendo sobre una multitud de hombres qe. Por sus hechos han dado muy bien a conocer la perversidad de qe. Son capaces”

Josefina de Comerford Mac-Crohon - Vida oculta en Sevilla

Josefina de Comerford Mac-Crohon – Vida oculta en Sevilla

Tenía en aquel momento, Josefina 33 años y viviría hasta los 71 en Sevilla, se inician así sus 38 años sevillanos.

Creo este bosquejo es suficiente para poner de manifiesto la personalidad de Josefina. Solo queda apuntar el comentario que hace Federico Suarez Verdeguer cuando compara Josefina y María Pineda.

 

“María Pineda fue considerada como mártir de la libertad y exaltada por los historiógrafos sobre toda medida porque tuvo el gesto de hacer una bandera para los liberales. Josefina de Comerford realizo empresas harto más heroicas, pero era realista, y su memoria, a lo sumo, ha sido aureolada con el nimbo del fanatismo”

 

Josefina en Sevilla

 

Después de esta larga exposición, larga porque corresponde a la vida pública de Josefina, pasemos a su vida sevillana.

Posiblemente, cuando a finales de 1827 Josefina llega a Sevilla,es ingresada en el convento de la Encarnación

Hay que resaltar un par de circunstancias que hacen que la llegada de Josefina a Sevilla no fuera como la de un deportado cualquiera. Por un lado la clemencia fue hecha por el propio Fdo. VII ó por el Conde de España en su nombre. Por otro lado el Capitán General de Andalucía era el Teniente General Vicente Jenaro Quesada Arango y, el Gobernador Militar de Sevilla el Brigadier Don Tulio O-Neill O’Keffe. Analicemos un poco estas autoridades y podremos intuir, como fue tratada y vigilada Josefina

El Teniente General Vicente Jenaro Quesada, ingreso en las Guardias Valonas en Madrid el 8 octubre 1796 y nombrado alférez (enseigne) el 2 de octubre de 1800, sirviendo en 1802 en el 2º batallón cuando el tío de Josefina (Conde de Bryas) era Capitán en el 5º. Posiblemente, dado lo reducido de estas guardias, se conocían. Por lo menos Quesada a Bryas. “A cette époque, le régiment des gardes wallones se trouvait réduit a quelques débris”. Además, Quesada había entrado a España con el Trapense, por delante de los 100.000 hijos de San Luis. Con toda seguridad, Quesada, supo de la llegada de Josefina y quien era.

Josefina de Comerford Mac-Crohon - Vida oculta en Sevilla

Corral del Conde (1850), Adolph Rouargue … Josefina Comerford vivió una vida apartada en Sevilla hasta su muerte en 1865

El Brigadier Don Tulio O-Neill O’Keffe, era de la rama O’Neill de los Fews de Sevilla. Aunque no tiene nada que ver con la otra rama O’Neill de Josefina, ambas familias eran irlandesas de origen. En cualquier caso, en 1827 Tulio era Brigadier y había sido Coronel del Regimiento de infantería de la Princesa

Se ha especulado que dado el carácter fuerte de nuestra heroína, fue pasando por distintos conventos a causa de sus actitudes contrarias a las reglas monásticas. Nada se ha podido demostrar sobre este hecho si bien, parece lógico que la muerte de Fernando VII y la  exclaustración de Mendizábal de 1835, tuviera algo que ver en su liberación o relajación de la pena.

Poco sabemos de estos 38 años sevillanos pero los pocos datos concretos que tenemos de este periodo, los enumeraremos y haremos los comentarios precisos.

 

1.- Finales 1827 Llegada a Sevilla

Siendo la sentencia de 17 de diciembre de 1827, es de suponer que la llegada a Sevilla de Josefina fue dentro del mismo año 1827 o muy al principio de 1828.

 

2.- 1830, solicitud de indulto.

Federico Suarez Verdeguer, cita una solicitud de indulto, que no prosperó:

 

«En el AHN, Cons., leg 49898 estuvo el expediente, pero en su lugar hoy sólo hay una nota que dice: “Se entregó el archivo en 17 de enero 1830 al Sr. Ercilla con motivo de un oficio de Guerra pasando otro del Capitán General de Castilla la Vieja en que pide la libertad de la Condesa”»

 

El Capitán General de Castilla la Vieja, en estas fechas, era José O’Donell Anethan, que había ingresado en el Regimiento de Ultonia de Guardias Irlandesas como lo hicieron los Comerford y los MacCrohon en el Regimiento Irlanda de las mismas Guardias.

La relación entre las familias Comerford y O’Donnell, se evidencia a través de haber sido padrinos de bautismos y albaceas testamentarios entre ellos.

 

3.- 1849 Edición del Libro de Agustín de Letamendi

El 31 de Julio de 1849 aparece en el mercado el libro titulado: Josefina de Comerford o el fanatismo. Apareciendo una nota de prensa que añade: “… tiene á más de su originalidad y verdad histórica …”

Esta novela histórica, tiene tres partes muy diferenciadas.

 

  • La primera podemos considerarla exacta en lo referente a los datos personales que aporta y que hemos podido contrastar. Demuestra un conocimiento de nuestra heroína que hace pensar que se conocían.
  • En la segunda parte se desarrolla la parte novelesca y aparte de muchas citas de la época que son reales, no aporta a nuestro estudio nada de particular
  • En la tercera y última parte, Letamendi tiene que cerrar su novela y ante la falta de información sobre Josefina, dice que ha fallecido unos años después de 1823 aunque, también aporta dudas sobre ello. Josefina en la carta a su prima, que luego comentamos, comenta la inexactitud de la muerte anunciada por Letamendi. Esto evidencia que Letamendi en 1949, desconocía la situación real de Josefina por, haber esta conseguido el anonimato

Josefina de Comerford Mac-Crohon

4.- 1849 Carta a su prima Rafaela

Seguramente a raíz de haberse publicado el libro-novela de Agustín de Letamendi, Rafaela MacCrohon se puso en contacto con Josefina y esta respondió con una carta que se conserva. Lamenta Josefina lo que se ha escrito, y añade socarronamente:

 

“… salirnos ahora con el curioso romance del año 27! y, si tods. las circunstancias, del relato, son tan exactas como la de mi muerte quedaran ls. lectores instruidísimos … hace dos años, cuando yo deje a San Lucar pa. volver aquí … Mi falta de salud no me permite, permanecer en el convto. po. mi amor a la soledad y al estudio me llevan al campo; y asi alterno … Ahora pobre, vieja, fea y desagradable … Y como el M. I, Sr. Canónigo visitador ha tenido la feliz ocurrencia d. prohibir la entrada d. ls. Diarios en clausura, sin duda pr. ser varones; hazte cargo d. la profunda y silenciosa hoja en qe. me  sepulto, las temporadas qe. paso aquí …”.

 

Es una carta larga y amarga. Da a entender que vive entre un convento de clausura y el campo y que mantiene su capacidad y curiosidad intelectual

 

5.- 1853 Visita del historiador Antonio Pirala Criado, a Sevilla

Así describe Pirala esta visita

 

«No hace mucho que en un apartado barrio de Sevilla buscábamos la calle del Corral del Conde, y en una humilde casa hacia el medio de la calle preguntábamos por Josefina Comerford. Estaba a la sazón ausente de Sevilla; no regresaría en algún tiempo. Nos entristeció esta noticia, y hubimos de partir de la ciudad sin haber podido ver más que la habitación de esta mujer extraordinaria, que odia hasta el recuerdo de lo pasado, pero que conserva el genio, la fortaleza de alma y el varonil aliento de sus primeros años, a pesar de sus achaques”

 

En esta misma obra se alude a la amargura de Josefina por odiar su pasado

 

6.- 1863 Testamento de Josefina Comerford MacCrohon

El 30 de diciembre de 1863, Josefina hace testamento en Sevilla ante el notario Ignacio Amoscotegui de Savedra. Se dice vecina de Sevilla. Se declara “Condesa de Sales” y de 55 años. Nombra a sus padres y también a sus abuelos, lo que denota afán de hidalguía. El hecho de sacarse tres copias  (10 de abril 1865, 22 junio 1865 y 13 enero 1866) nos hace suponer que había algún contenido interesante en sus bienes.

Nombra:

 

  • Herederos a: Isabel Barutell viuda de José Maccrohon y Blake y a Manuel Maccrohon y Blake, tía política y primo.
  • Albaceas a: Manuel Hiraldu Acosta Montero de Espinosa (En realidad es Manuel Hiraldez Acosta Montero de Espinosa), José Rojo y Vázquez, Antonio González de la Rivera, Marquez de la Plata (En realidad es hijo de Juan Antonio González de la Rivera y Mª del Rosario Marquez de la Plata).
  • Testigos: Manuel Santamarina (estudiante, Collacior de S. Bernardo), Faustino Teibo y Fernández (cochero de D. Fernando de Gabriel y Apodaca) y José Antonio Paz y Giralda (de ocupación mozo al costal).

 

7.- 1865 Fallece Josefina de Comerford en Sevilla

El 3 de abril de 1865, Josefina falleció en Sevilla en el número 8 de la calle Garzo, transformado posteriormente en el 17 de la calle García Ramos, de la Parroquia de San Vicente.

 

8.- 1942 Carta de Pedro Fernández Núñez a Pio Baroja

Pedro Fernández Núñez, parece que estudió la vida de Josefina y ofrece información a Pio Baroja. Reafirma que falleció en la calle del Garzo núm. 8, “hoy García Ramos, 17”. Lamentablemente no hemos podido localizar su archivo personal.

 

9.- 1955 Artículo en ABC de Sevilla de Pedro Sánchez Muñoz

Pedro Sánchez Muñoz en su artículo en ABC de 25 de febrero, demuestra que conocía el asiento del cementerio (incluso su ubicación exacta)  y declara que Josefina vivía en una casita de su propiedad que ha identificado

 

“…que he logrado identificar y se conserva en el mismo estado que cuando la vivió nuestra heroína …”.

 

Tampoco en este caso hemos tenido acceso a su archivo ni hemos podido contactar sus descendientes.

Josefina de Comerford Mac-Crohon - Vida oculta en Sevilla

El guerrillero fray Antonio Marañón, apodado “El Trapense”.

 

RESUMEN Y COMENTARIO FINAL

Para terminar señalaremos el comentario que desde el entorno de Fernando VII, se hace de Josefina.

 

“Una mujer de alta clase resultó en el número de los conspiradores Dª María Josefa de Comerford, Condesa de Sales, olvidada de la delicadeza de su sexo, y sin duda deseosa de ocupar un lugar entre las mujeres célebres, guiada por su imaginación exaltada y romántica, se convierte en un tribuno del pueblo, excita la turbación, admite los conjurados en su casa, dirige sus planes, y los anima con su propio valor.

La cuchilla de la ley hubiera caído infaliblemente sobre esta mujer turbulenta y audaz si el Monarca, compadecido de su sexo, no se hubiera dignado imponerla por pena de su crimen una reclusión en un convento de la ciudad de Sevilla donde viva en paz, sin degradar su nacimiento, y con el decoro que exige su estado de soltera”

 

Esperamos que, después de ver que de los 38 años en Sevilla, solo se dispone de 9 datos concretos sobre su vida y de que quedan muchas más líneas de investigación posibles abiertas, animamos a seguir buscando información que complete el conocimiento de la existencia llevó Josefina que, por la carta a su prima sabemos que leía la prensa y ya en 1849 vivía entre el convento y el mundo exterior.

 

Nos ponemos a disposición de quien desee mas información y/o colaborar en la investigación.

 

Articulo escrito y enviado por José Oms Piera de Barcelona.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *