Hablemos de combates

Como en un futuro se va a hablar de artes marciales y deportes de contacto, considero fundamental hacer una breve introducción señalando las principales diferencias entre ellas.
Hay muchas y variadas definiciones respecto a estas dos categorías, pero escogeré la información que, a mi entender, y como practicante de un arte marcial por una parte y un deporte de contacto por la otra, refleja mejor estas diferencias.

Las artes marciales son sistemas de lucha en los que tradicionalmente el objetivo puede llegar desde incapacitar al oponente hasta matarlo. Eran usadas por los pueblos como forma de organizarse para la guerra y enfrentarse a las invasiones. Tradicionalmente, estas artes incidían mucho en el desarrollo espiritual del luchador y estaban basadas en creencias y códigos de conducta particulares. Se consideran arte por la organización de los movimientos físicos y la coherencia de los golpes usados.

Estas artes marciales no sólo empleaban los movimientos del cuerpo, si no también el uso de armas blancas de todo tipo, dependiendo del arte marcial y, por supuesto, del país donde se practicara y el desarrollo de las fuerzas productivas en el que se estuviera. Obviamente, también había otros factores en juego que influyeron el desarrollo de estas artes, como las clases sociales existentes.

Los deportes de contacto derivan directamente de las artes marciales y hacen menos incidencia en la parte mental y filosófica. Aquí, dos luchadores se enfrentan bajo unas reglas de competición, que varían según el deporte en el que se esté compitiendo. También se pueden pactar varias cosas, como eliminación de algún tipo de golpe entre las partes competidoras, pero siempre y cuando la federación o la organización pertinentes lo permitan.


Lo que se hace en estos combates es imitar lo que sería un combate real pero dándole el enfoque deportivo, añadiendo reglas y árbitros. El objetivo de estas competiciones es ganar medallas, cinturones y títulos de campeón. Por lo tanto, ya hay una diferencia clara entre los deportes de contacto y las artes marciales: la intencionalidad. En los deportes de contacto no se permite matar ni herir gravemente al contrincante.

El grado de contacto de los golpes puede variar de deporte a deporte. Por ejemplo, en light contact no se permite el KO intencionado ni emplear toda la fuerza que se tiene en los golpes, siendo esta inferior al 50%. En semi contact tampoco se permitiría el KO pero la moderación de la fuerza sería menor que en el caso anterior, aproximadamente al 50%-60%. Se trabaja con más fluidez.

Estas dos variantes derivan de full contact, aunque también puede haber combates de kick boxing de light o semi contact.
Para poner un ejemplo aclaratorio daremos unas pinceladas a los orígenes del full contact y el kick boxing, aunque en otros artículos se puede profundizar más en ambas.


El full contact deriva del taekwondo y del karate (artes marciales) en cuanto a patadas, añadiendo golpes de boxeo para técnicas de mano. Se permite KO. Se permite dar patadas por encima de la cintura, y como vestigio de sus orígenes, se usa pantalón largo, reflejando la vestimenta que se emplea en las artes marciales citadas anteriormente.

El kick boxing fue desarrollado por los japoneses, donde se permiten patadas a las piernas, es decir, por debajo de la cintura. Sin embargo, no se añaden golpes de  rodilla y codo, características del muay thai. También se permite KO.


Un ejemplo de modalidad dentro del kick boxing, tambien desarrolada por los japoneses, sería el K1. Se permite cualquier cantidad de golpes con las rodillas en distancia (saltando, por ejemplo) pero sólo se permite un golpe de rodilla si se agarra al contrincante en distancia corta. Esto se contrapone al muay thai (deportivo), donde las rodillas permitidas por agarre no tienen límite.

Algunos ejemplo de deportes de contacto son: full contact, kick boxing, boxeo, lucha grecorromana.

Artes marciales a partir del siglo XIX
Ya sabemos bastante de deportes de contacto en la actualidad. Pero, ¿qué pasó con las artes marciales?
Empezaron a ser usadas para mejorar física y espiritualmente a la población. En oriente se empezaron a incorporar armas de fuego cuando estas aparecieron, y algunos países orientales incorporan la instrucción de artes marciales a sus ejércitos.

De la práctica tradicional se derivó la deportiva; ahora tenemos combates de muay thai, karate, judo u otras, pero sometidas a las reglas deportivas de los deportes de contacto. Así que el objetivo ahora es el mismo que en los deportes de contacto: ganar un evento deportivo. Se restringen golpes y se elimina la parte del empleo de armas.

¿Significa esto que, por ejemplo el muay thai, ya no es un arte marcial? No. Significa que el muay thai dentro de un ring con reglas y objetivos diferentes a los de sus orígenes se convierte en un deporte.

Si se tiene un conocimiento superior de este arte y se introduce su parte tradicional (por ejemplo, muay thai boran, que cuenta con agarres y proyecciones), se sigue conservando una parte de arte marcial. Y ya no digamos si se instruyera a fuerzas de élite con ello, como pasa con el krav magá en Israel.

Hoy en día, y si se da con un buen gimnasio, se verá como el maestro de artes marciales no se limita siempre a la parte física, si no que incluye conocimientos básicos de los orígenes del arte marcial y se incide también en el estado mental del luchador.

Ejemplos de artes marciales (refiriéndonos a su parte tradicional y no deportiva): muay thai, karate, judo, kali eskrima, jeet kune do.

En eventos deportivos, tanto las denominadas artes marciales como los deportes de contacto están regulados por sus respectivas federaciones.

Próximamente
hablaremos monográficamente de distintas artes marciales y deportes de contacto y dónde pueden practicarse en Sevilla.

Agradecimientos a mis fuentes más valiosas: mi amigo, Víctor Llanos y mi maestro, Jose Carlos Jaramillo.

Fuentes: http://dogbrothers.com/phpBB2/index.php?topic=2141.0http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_marcialhttp://es.wikipedia.org/wiki/Deporte_de_combate

SMYL©2014

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *