Cementerio de San Jorge o de los Ingleses

Sevilla tiene también su Cementerio de los Ingleses que, aunque mucho menos cuidado que el de Málaga y de menor tamaño, no por ello deja ser también un reducto de la historia y de la cultura de la ciudad.

El 27 de diciembre de 1993, un magnífico artículo de Martin Murphy aparecido en ABC nos contaba una historia curiosísima y que probablemente pocos sevillanos conozcan, habla del Cementerio de los Ingleses en San Jerónimo.

En efecto, en Sevilla tenemos un cementerio para anglicanos de la misma forma que hay una Iglesia de ése culto, San Basilio, porque la colonia inglesa de finales del siglo XIX fue numerosa e importante. Hay crónicas (Church Reform in Spain and Portugal , Noyes H.E., Londres 1897) que aseguran en los primeros años llegó a contar con alrededor de mil adeptos.

El llamado el Cementerio de San Jorge o de los Ingleses, no es muy grande, esta situado junto al monasterio de San Jerónimo de Buenavista. Es decir este cementerio estaría fuera e independiente del complejo del Cementerio de San Fernando, donde además de la zona mayoritariamente católico, está el cementerio judio, el cementerio de disidentes y el cementerio árabe.

El cementerio data de 1855, cuando el vicecónsul del Reino Unido, John B. Williams adquirió unas tierras ante la necesidad de dar sepultura a los marineros ingleses que morían de tuberculosis. En él, con más de dos mil metros cuadrados, reposan los restos de más de  doscientas cincuenta personas, en su mayoría británicos y americanos, pero también se enterraron alemanes, suecos y estadounidenses; el último enterramiento tuvo lugar antes del año 2000.

El cementerio no es municipal, es propiedad de la Asociación San Jorge, actualmente con más de veinte socios, familiares de personas enterradas en el lugar.
Es un lugar bastante poco conocido incluso para los sevillanos. En la actualidad está abandonado y su estado de conservación es lamentable.

Hasta hace pocos años, los estatutos de la Asociación fijaban que debía ser presidida por el cónsul británico o americano en la ciudad, una tradición que se rompió al quedar Sevilla sin esas oficinas. Actualmente, preside la Asociación María Henderson, viuda de un inglés enterrado en ese lugar en 1995.

Este cementerio tiene sus figuras ilustres, que Sevilla ya ha olvidado: Bernard Whishaw por ejemplo, el inglés que instaló en la calle Ángeles un Museo Arqueológico. Allí descansan también los restos de John Scroop, un héroe de la guerra de la Independencia, pues murió en el puente de Triana junto a las tropas españolas contra los franceses en defensa de la ciudad.

Wilfred John Gilbert, de los Somerset Light Infantry fallecido en julio de 1941 a los 24 años de edad? ¿Por qué está enterrado en Sevilla?
En julio de 1941 Europa estaba inmersa en la II Guerra Mundial y recordemos que España se alineaba con el Eje de Hitler y Mussolini, por lo que un soldado inglés en suelo hispano parece fuera de lugar.

La única tumba de guerra de la Commonwealth británica en el cementerio de Sevilla. El artículo de Murphy relata perfectamente las circunstancias que rodearon la creación de un cementerio para una fe que la incomprensible cerrazón de los católicos de entonces, echaron a las afueras, lejos del catolico.

En 1889 (en todo el último cuarto del siglo XIX) habría una colonia inglesa en Sevilla que llegaría a contar con mas mil británicos. Esos eran muchos británicos porque, como hemos podido ir descubriendo con el tiempo, había importantes intereses económicos entre Gran Bretaña y toda ésta parte de Andalucía, siendo Sevilla y su puerto, seguramente, el centro neurálgico de ésas transacciones.

Lógicamente, una población tan numerosa y practicante de una fe distinta a la católica oficial española (los anglicanos, iglesia reformada, iglesia escocesa o generalizando protestantes), necesitaban un sitio propio para enterrar a sus muertos, habida cuenta de que no se les concedía espacio en el de San Fernando.

La necesidad de la colonia inglesa por tener su propio cementerio protestante, se hace por suscripción popular y sabemos que el principal contribuyente fue el Sr. Juan Cunningham, en lugar de honor destaca su tumba de cuyas andanzas sevillanas y de negocios podemos leer noticas.

Pero si Juan Cunningham tuvo que ver con el football hispalense, pueden ver lo que hay en el Cementerio de los Ingleses, la tumba del doctor Mr. John Sydney Langdon, que ya se ha escrito mucho y su papel en la creación del Sevilla Foot Ball. Es uno de los pioneros, uno de los “protos” y estaba allí cuando aparecieron los primeros balones a Sevilla. Su pasión por la ciudad del Guadalquivir fue tal que terminó sus días en suelo sevillano.

En otro lugar encontramos (sin lápida), el lugar donde descansan los restos de Adam Kirkwood. Puede observarse su indudable aspecto inglés y el escudo de la camiseta. Tambien esta la de John Morris Mandy.
Apellidos ilustres, anglo-sevillanos, que nos trajeron la pasión y que en los terrenos centrales del Hipódromo de Tablada nos enseñaron los primeros pasos de lo que mas tarde sería la Escuela Sevillista .

Pero si hay una imagen tierna que podamos extraer del Cementerio de los Ingleses, esa es la tumba de Gilbert, primer hijo de Mr. Johnston, vicecónsul comercial inglés en Sevilla. Más tarde perdería también a Edward en la I Guerra Mundial.
Gilbert Farquharson Johnston, nacido el 23 y fallecido el 24 de Junio de 1880. Un día de vida para el hijo del primer Presidente del Sevilla Foot Ball Club .

Charles Formby, ex cónsul británico en Sevilla que presidió la Asociación y cuyo padre fue enterrado en 1964 en ese cementerio, recuerda las negociaciones habidas hace quince años con el Ayuntamiento para el traslado de las tumbas. «Al principio no nos opusimos al traslado siempre que se cumplieran ciertos requisitos, entre ellos que los gastos corrieran a cargo del Ayuntamiento, que no hubiera fosa común o nichos, que el nuevo terreno fuera propiedad de la Asociación y que la ubicación no estuviera más lejos de 10 ó 12 kilómetros», rememora Formby.

El ex cónsul afirma que el Ayuntamiento rechazó la posibilidad de sufragar el traslado, que se cifró «en unos 75 millones de pesetas de la epoca». Con las negociaciones encalladas Urbanismo prohibió los enterramientos hace ya mucho tiempo, a pesar de que no tenía competencias para ello, según el abogado de la Asociación.

A diferencia del malagueño, el Cementerio de San Jorge o de los Ingleses, situado junto al monasterio de San Jerónimo de Buenavista, sigue condenado a muerte por el propio Ayuntamiento, porque en el solar del que forma parte, Urbanismo ha dado luz verde a la construcción de dos torres de siete plantas que, no sólo ahogarán aún más la vista del monasterio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), sino que provocará la eliminación del viejo Cementerio de los Ingleses, que será un «espacio libre privado», lo que podría traducirse en un parque o plaza.

La asociación lucha contra la clausura del cementerio y se ha defendido alegando el derecho de la libertad religiosa y de culto, la contradicción con el Plan General de 1987, que calificaba la parcela de Suelo de Interés Público Social (Sips), y el incumplimiento del reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, que impide construir a menos de 200 metros de un cementerio.

En los últimos años, el cementerio ha sufrido el asalto de profanadores que han roto lápidas y crucifijos e incluso dicen que ha sido escenario de diversos ritos satánicos, donde la poca altura de la valla lo hace muy vulnerable. El estado de abandono del mismo es mas que palpable, como puede apreciarse en las fotografias, con lo que de noche su aspecto lo debe hacer de lo mas siniestro.

No son los camposantos lugares donde tradicionalmente ocurran –salvo excepciones- incidentes paranormales dignos de ser tomados en consideración. Este lugar es de los señalados en el mapa de la Sevilla de los fenómenos paranormales, fantasmas, psicofonias, etc… Segun los lugareños y algunos investigadores de prestigio de nuestra ciudad como Jose Manuel Garcia Bautista y Jordi Fernandez han publicado, segun nos hemos podido informar alli se pueden recojer muchisimas sicofonias de niños llorando, que segun cuentan estan emparedados entre sus muros y los muros del Monasterio de San Jeronimo, tambien cuentan los vecinos del lugar que todas las noches se presenta la figura fantasmal de un niño, que cuenta la historia que lo mato su propio padre y despues se suicido el, y deambula por el lugar quejandose de ni despues de muerto su padre lo deja en paz.

 

Otra historia que cuentan es que a los que se atreven a saltar sus muros en la mitad de la noche se les presenta una figura fantasmal con forma de hombre con habito “un monje” y con una voz de ultratumba y terrorifica los invita a marcharse del lugar.

 

Hemos llegado a saber que en este lugar de descanso eterno se profanan tumbas de echo son muchisimas las lapidas que estan movidas,rotas y asta con pentagramas pintados encima, tambien se hacen cultos al maligno y misas negras, incluso se vieron varias palomas negras muertas y en imnumerables ocasiones han encontrado velas negras y restos de rituales satanicos en el lugar.

En el Cementerio de los Ingleses de Sevilla en San Jerónimo, reposan los restos de muchos británicos que llegaron y se quedaron para siempre. Ellos nos trajeron el fútbol y contemplan desde lo mas alto la fantástica evolución de un juego de pelota con los pies, con el que se distraían y que a lo largo de los años se convertiría en pasiones de masas, en el motor de miles y miles de corazones.

Alguien debería hacer algo porque toda Sevilla, toda, está representada en sus tumbas.

Fuente: galeon * historiasdelsevilla * otrasrutas-malatao * wikimapia * grupoparapsicologiadesevilla * elcorreoweb * algarivo

SMYL©2014

Si te ha gustado compártelo con tus círculos.

ENTRADAS SIMILARES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *